Cuestión de tierra

Guardia indígena nasa durante una acción de ocupación de tierras de hace unos años. Foto: Javier Sulé

Guardia indígena nasa durante una acción de ocupación de tierras. Foto: Javier Sulé

“Siempre me ha conmovido que cuando nace un bebé, su cordón umbilical  se entierra al aire libre, con plantas y al pie del fogón. Eso tiene un sentido; el de entender que somos parte de la naturaleza y que el ombligo, que es nuestro origen, está allí. Toda nuestra vida gira alrededor del territorio. Por eso mucha gente no entiende el por qué un indígena es capaz de hacerse matar por defender la tierra. Es sencillo: un indígena sin tierra no es nada. Para otras culturas, quizá lo más importante sea el dinero y acumular riquezas. Para nosotros la razón de ser es el territorio”, me cuenta Dora Muñoz, una joven comunicadora indígena nasa.

 Y es que luchar por defender y recuperar el territorio es para los nasa un mandato ancestral y por ende uno de los objetivos prioritarios del Consejo Regional Indígena del Cauca- CRIC. Hablando con muchos nasas, casi siempre me hacían referencia a su relación con la tierra. Rescato algunas citas ilustrativas que para mi fueron significativas.

  •  –         “Somos territorio porque estamos enraizados al sol, a la luna, al agua. Defender el territorio es defender nuestro cuerpo”, Federico Ulcué, autoridad indígena del resguardo Las Mercedes
  • –         “Preferimos morir en nuestro territorio haciendo una resistencia pacífica, de unidad, de lucha organizada antes que ir a mendigar a los pueblos, a las ciudades. Hemos sido formados para defender la madre tierra y si es preciso para morir en nuestra madre tierra. Por esa razón no nos han podido desplazar y nunca lo van a lograr”. Edinson Peña, autoridad indígena del resguardo las Mercedes
  • –         “Nuestro sueño es volver a sentir el territorio”, Federico Ulcué, autoridad indígena resguardo Las Mercedes.

 Y acabo con una cita del histórico líder indígena nasa Manuel Quintin Lame. Estaba pintada en una pared y decía: “Cuando las leyes de los hombres van en contra de la naturaleza, no hay porque obedecerlas”

 El despojo territorial a los nasa empezó hace más de 500 años con la conquista de los españoles. Después, las comunidades indígenas han tenido que enfrentar la violencia de los terratenientes que les arrebataban sus tierras. Y hoy, además, la región del Cauca es un corredor estratégico en disputa territorial por la guerrilla y el ejército y que ha conducido a los indígenas nasa a verse inmersos en una guerra que no es la suya. Por si fuera poco, los nasa ven con preocupación como sus territorios, ricos en minerales y fuentes hídricas, son pretendidos también por grandes multinacionales mineras y petroleras. Denuncian que el estado colombiano tiene previstas concesiones de su territorio para la exploración y explotación de minerales sin consultar con la comunidad.

 En Colombia la Constitución reconoce derechos fundamentales indígenas y existe una normatividad que podría verse como favorable para ellos, pero que en ocasiones puede resultar muy ambigua, según se interprete. En este sentido, los nasa tienen reconocidos 14 resguardos, territorios autónomos de propiedad colectiva que ocupan unas 300.000 hectáreas.  Sin embargo, Edinson Peña, autoridad indígena del resguardo de Las Mercedes en el norte del Cauca, me dice que el Estado colombiano les debe todavía más de 200000 hectáreas de tierra. “Una parte de estas tierras – afirma – están en manos de grandes empresas multinacionales y hay otra área importante de territorio ancestral ocupada por ingenios azucareros”.

 En la memoria todavía está muy presente la masacre del Nilo de 1991 en la que paramilitares con la complicidad del Estado mataron a 20 indígenas por un tema de tierras. El gobierno colombiano fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, tuvo que pedir perdón y a modo de reparación se comprometió a entregar a los nasa más de 15.000 hectáreas de tierra de las cuales, a día de hoy, sólo ha hecho efectiva una parte.  El reconocimiento de los territorios ancestrales es una de las principales reivindicaciones al gobierno colombiano, al que ya ha tenido que forzar a dialogar en varias ocasiones para arrancar promesas que luego no se cumplían. Para reivindicarse, los nasa han realizado infinidad de acciones pacíficas, incluidas ocupaciones de tierras donde la respuesta del Estado ha sido muchas veces una violenta represión policial.

 Ya en el marco del conflicto armado y las negociaciones de paz entre gobierno y guerrilla, los indígenas nasa ha sufrido esta semana un nuevo golpe. Tras el fin del alto el fuego unilateral declarado por la guerrilla, volvía a caer asesinado uno de sus líderes. Se trata de Mauricio Girón, ex concejal de la alcaldía de Jambaló. El CRIC atribuye el crimen a la guerrilla de las FARC

2 pensamientos en “Cuestión de tierra

    • Gracias Paco¡ Pues sí, sus problemáticas son graves pero a diferencia de otras comunidades afectadas por el conflicto armado, ellos tienen la ventaja de ser un pueblo muy unido y bien organizado. Eso les ha ayudado a resistir y además tienen sus propias propuestas de vida.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s